sábado, 8 de septiembre de 2018

Recordando a Julius Fucik

Cuando existe diversidad de medios de comunicación, plataformas y redes sociales en este mundo ancho y ajeno te preguntes cuál es el contenido de relevancia ante tanta información. Quizá no sea esta humilde servidora de la palabra quien puede sugerirte la mejor opción, pero sí comentarte  que en Bayamo, municipio capital de la provincia cubana de Granma se recuerda con respeto a Julius Fucik.
Sin dudas, el redactor  de Rudé Právo y de Tvorba constituye un gran ejemplo para la vida de cualquier ser humano que lucha y defiende sus principios y valores. Precisamente hoy se cumplen 75 años de haber sido ejecutado en Berlín, luego de 17 meses de encarcelamiento y tortura en la rcel de Pankrác, en Checoslovaquia, acusado de traición por el nazismo.
En su honor, cada 8 de septiembre se conmemora el Día internacional del periodista. Su Reportaje al pie de la horca fue sacado hoja por hoja por la colaboración de A. Kolínský, uno de sus carceleros. Luego, con la caída del nazismo, las hojas manuscritas fueron recuperadas, ordenadas e impresas en 1945, por su viuda, conocida como Gusta Fucíková, sobreviviente del campo de concentración de Auschwitz.
Cómo no reflexionar sobre sus ideas. Para Calle Siete y para los profesionales del gremio en Cuba, no hay periodismo mejor que trabajos con calidad. Un periodismo más difícil, pero honesto, que llegue al latido de la comunidad y a lo que necesitan los públicos.


martes, 4 de septiembre de 2018

Web y noticias



Un secreto a gritos en este planeta globalizado lo constituye el nacimiento del mundo de la web y de la cultura del click, en la cual todos somos y nos sentimos dueños de la información, además de que nos arrogamos el derecho de polemizar o simplemente expresar nuestros criterios, aun cuando nos falten argumentos sobre determinado tema o asunto.
Claro que podemos permitirnos el lujo de opinar, de escribir en la red de redes lo que queramos; pero, ¿tendrá sentido lógico si no domino el contenido de la materia en cuestión?, ¿existe una cultura suficiente para decir sin crear confusiones?, si hay falsas noticias ¿podré combatirlas?, ¿qué es real y qué no?
Con estas preguntas dándome vueltas en la cabeza me sorprendo esta mañana mientras camino por Calle Línea, una de las arterias más transitadas de Bayamo, municipio capital de la suroriental provincia cubana de Granma.
Y llegan, seguramente, porque se acerca el Día internacional del periodista, que se celebra el 8 de septiembre, como homenaje a Julius Fucik, quien fue ejecutado en Berlín en 1943. Su Reportaje al pie de la horca, sacado hoja por hoja de la cárcel, se publicó por primera vez en 1945, cuando terminó la Segunda Guerra Mundial y traducido a más de 80 idiomas.
Pienso en ese escritor y periodista checo y Calle Siete se detiene en la importancia de la autopreparación,  en la calidad  del producto que se entrega a los lectores, en las noticias veraces, contrastadas, en las fuentes, en la honestidad, el alcance de su significado y en la crítica razonada.

lunes, 27 de agosto de 2018

Hijo, te amo

Detrás de la historia de un joven de Bayamo, capital de la provincia cubana de Granma, que cumple 26 años de edad, están esos pequeños  detalles que cautivan a quienes lo rodean: nunca está triste, regala sonrisas, consejos, anécdotas, comenta siempre del hit parade latino, y dialoga con su Mimi acerca del último dibujo, figura o texto diseñados desde la habitación.
Este 27 de agosto, Daniel de Jesús  Ramírez pone sus pensamientos sobre los hombros, también lo que quiere de la vida; además, incluye a quien ama, a quien no, las películas de Mario Moreno (Ciudad de México, 12 de agosto de 1911-20 de abril de1993), más conocido como Cantinflas... los tantísimos días que ha dejado atrás y los que le faltan por vivir, crecer y crear.
Ahora mismo tiene un brillo especial en los ojos, se siente afortunado porque ha contado con el amor de dos madres y de dos amigas. Su mamá biológica, Odalis y Ebis Luisa, su abuela materna, quien ha guiado sus pasos desde pequeño  hasta ahora.
Sabe que no todo es perfecto y que en todas las familias hay diferencias, sin embargo, no hay que  hablar de eso ni de los asuntos que unas  veces resultan auténticos, cercanos y otras nos incomodan un poco. Tampoco es un imperativo, pero este día quiere ver la espuma de la cerveza, beber una bien fría, y colocar sobre la mesa sus sueños y debilidades.
Mientras Calle Siete lo sorprende en este caluroso verano dueño de las estrellas, el cielo y el infinito, yo le regalo el rayo de sol que entra por su ventana.

viernes, 24 de agosto de 2018

Manzanillo en carnaval

Manzanillo, el segundo municipio en importancia en la provincia de Granma, en el sur oriente de Cuba está celebrando su carnaval, una de las fiestas tradicionales de mayor connotación en la Mayor de las Antillas por su brillantez y colorido y porque todos esperan arrollar con el sogón.
En la ciudad que baña el Golfo de Guacanayabo hay para todos los gustos, desde la liseta frita, el maíz hervido, el cerdo asado hasta el algodón de azúcar, la sabrosa  fria y el Ron Pinilla.
En un mundo en que lo único permanente es el cambio la identidad de este pueblo está en las calles, en su jolgorio, en los rasgos y características que lo distinguen.
Hoy Calle Siete se ha apoyado en la colaboración de Rafael Martínez, del periódico La Demajagua para compartirte algunas imágenes del rumbón mayor manzanillero. 
Ya estoy embullada. Te animas.









jueves, 23 de agosto de 2018

Villa Cautillo, Bayamo

No sé si para otros será igual; pero, para mi familia, el agua está justamente en el corazón del verano, por eso escogimos la Villa Cautillo, a orillas del río homónimo, ubicada en Bayamo, municipio capital de la cubana provincia de Granma y la segunda de las siete villas fundadas por el Adelantado Diego Velázquez, en 1513, como opción recreativa.
Cuenta con 33 habitaciones y diversos servicios, como restaurante, parrillada entre otros que hacen más agradable la estancia en la instalación y que el visitante agradece.
Aquí Calle Siete le deja algunas imágenes.


















miércoles, 22 de agosto de 2018

Desde Calle Siete, Bayamo

Cuando pienso en el encuentro de fundadores de la Escuela Secundaria Básica en el Campo Batalla de Mal Tiempo, Veguita 3, del municipio de Yara, en la provincia de Granma, al sur de Cuba, siento una tristeza húmeda  calándome  hasta los huesos.
Y esa tristeza, no me pertenece a mí únicamente, quizá pase por los rostros de quienes, como yo, no asistimos a reencontrar las huellas que la vida marcó en una etapa de disciplina, estudio, tertulias estudiantiles, deportes, recreación, anécdotas, aprendizaje y otras complicidades... la bendita juventud, llevados de la mano por un gran hombre y director: Guillermo  Almenares.
Mi pretensión era la de obedecer la corazonada de la connotación de tal encuentro, quería venir con mi mejor historia, volver a los años en los que eran recurrentes nombres como Washington Irving, el primer escritor norteamericano que ridiculizaba su sociedad mediante la literatura; Franz Kafka con su Metamorfosis; o las vivencias de Jasón en Medea, de Eurípides, una tragedia que se conoció 30 años antes de Cristo.
El día 3 reciente, Bayamo amaneció radiante y su gente alegre por su fiesta de carnaval, mis compañeros deseaban expectantes, lo sé, las 9:00 de la mañana para hacer realidad la cita acordada ya para el Parque Granma; mientras tanto mis pensamientos daban rienda suelta  a los Detalles de Roberto Carlos, las noches de Nocturno con mi radio VEF, los primeros amores y así hasta el rinconcito donde la memoria no omite ningún recuerdo.
Lamento la coincidencia con un viaje de recreación. ¡Qué desconsuelo! Ahora solo me queda vivir con las imágenes publicadas por mis compañeros y dejar mi nostalgia en su escondite favorito: Calle Siete.





.

jueves, 26 de julio de 2018

Díaz-Canel en la Uneac de Granma



Se cumplió, este miércoles, un mes de la visita del  Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros cubano, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, a la, recientemente remodelada, sede bayamesa de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba en la suroriental provincia de Granma.
Recuerdo que al otro día, le pregunté, por rutina, y también por un poco de curiosidad, a quien lidera la organización que agrupa a la mayoría de la intelectualidad en el territorio, Luis Carlos Frómeta Agüero, cómo le había quedado el recibimiento, me dijo con un orgullo que le estremecía la caja del cuerpo a cualquiera: ¡Excelente!
El violín de Javier Millet le regaló La Bayamesa, de Carlos Manuel de Céspedes, –el Padre de la Patria- Francisco Castillo y Moreno, y José Fornaris, considerada la primera canción trovadoresca cubana, después el poeta y narrador Luis Carlos  Suárez Reyes declamó su poesía Mi Bandera.
Con un solo de piano, Pachy (Wilfredo Naranjo, director de la emblemática orquesta típica Original de Manzanillo, que celebra 55 años de creada en este 2018, Premio Nacional de Música y dueño, además, de la Distinción de Maestro de Juventudes) interpretó Perla Marina, de Sindo Garay.
Calle Siete lamenta la ausencia de imágenes de ese encuentro.

viernes, 20 de julio de 2018

Aliñao de Bayamo



Cuando le di a conocer a mi madre que estaba embarazada se alegró no solo por la noticia de que sería abuela nuevamente, sino porque la familia conservaba la vasija de cristal y yo le regalaba otro motivo de felicidad en el hogar: comenzar los preparativos para celebrar la vida, de acuerdo con la idiosincrasia de la suroriental provincia de Granma.
Junto a la canastilla para el recién nacido, y la curiosidad para comparar su parecido con los progenitores y, desde luego, las felicitaciones, en este territorio de Cuba se brinda aliñao. Como la tradición resulta tan  fuerte en Bayamo, es común que los vecinos y amistades cooperen, sí, porque un garrafón con la bebida no se confecciona de ahora para ahorita ni siempre están a la mano las frutas requeridas.
Las raíces de su aparición se pierden en el tiempo y dicen que también se consume en Islas Canarias y la receta original puede haber sufrido cambios, por eso de que ha ido transmitiéndose de generación a generación; pero su esencia está sobre la base del aguardiente de caña y algo muy significativo no hay un buen aliñao sin almíbar de hojas de higo.
Las frutas pueden ser variadas como la ciruela, uva, pasas, manzana, piña, higo, cereza, grosella, mi madre acostumbra a hacerle un dulce al que le añade canela y lo vierte en el garrafón con el ron en la medida en que van apareciendo las frutas y se va probando hasta que se encuentre el punto exacto de la bebida.
Hace poco probé el Ángel Junior, el hijo de Xiomara y Yasmani, vecinos de Calle Siete; y agradezco la iniciativa del cantautor de Candil de nieve y de Cabalgando con Fidel: Raúl Torres, de celebrar en Julia, una comunidad de la periferia de Bayamo, -donde nació en 1996- la Fiesta del Aliñao, con la cual favorece el fomento de los valores identitarios y contribuye, igualmente, con la reanimación cultural de la localidad. 






jueves, 19 de julio de 2018

Lia, un hada de Bayamo

Los cuentos de hadas existen  desde que no había aparecido el tiempo, la enfermedad, el frío ni el dolor. Yo conozco a uno de esos diminutos seres con alas de mariposa que ha hechizado a la familia, se llama Lianet Medina Rondón, tiene dos años y siete meses y vive en Calle Siete, un lugar especialísimo de Bayamo, el municipio capital  de la provincia de Granma, ubicada  en el sur oriente de Cuba.
Un simple aleteo suyo alegra nuestros corazones; empero, su mayor  don consiste en encantar a todos con su lenguaje, más de las 50 palabras que le corresponden por su edad provocan las incontables miradas de reojo entre los mayores y la sonrisa que suele aparecer cuando hay un duendecillo de esa naturaleza en la casa.
Su color favorito es el amarillo, sabe cuál es el momento ideal para quitarle la contraseña al celular de Lisandra, su mami especialista en Medicina General Integral, que presta servicios de salud en Brasil; que el 14 de diciembre es su cumpleaños, que los juguetes están ahí para compartirlos con los demás niños, ama a Copito y a Chocolate, dos perros con los que se relaciona,  y alimenta no solo a los pollos sino, también, a otros animales, como los  del Parque Granma,  el que visita con sus abuelos maternos: Ana Luisa Blanco y Humberto Rondón.
Lia exige que la miren cuando habla, es muy creativa mientras juega, conoce los colores, cuenta, compara y da muestras de una fértil imaginación que vuela hasta las nubes. Sé que siempre será atendida, querida,  escuchada… porque no hay nada mejor para el desarrollo e, incluso, para el futuro de los pequeños que dedicarles tiempo de calidad y amor.