miércoles, 22 de agosto de 2018

Desde Calle Siete, Bayamo

Cuando pienso en el encuentro de fundadores de la Escuela Secundaria Básica en el Campo Batalla de Mal Tiempo, Veguita 3, del municipio de Yara, en la provincia de Granma, al sur de Cuba, siento una tristeza húmeda  calándome  hasta los huesos.
Y esa tristeza, no me pertenece a mí únicamente, quizá pase por los rostros de quienes, como yo, no asistimos a reencontrar las huellas que la vida marcó en una etapa de disciplina, estudio, tertulias estudiantiles, deportes, recreación, anécdotas, aprendizaje y otras complicidades... la bendita juventud, llevados de la mano por un gran hombre y director: Guillermo  Almenares.
Mi pretensión era la de obedecer la corazonada de la connotación de tal encuentro, quería venir con mi mejor historia, volver a los años en los que eran recurrentes nombres como Washington Irving, el primer escritor norteamericano que ridiculizaba su sociedad mediante la literatura; Franz Kafka con su Metamorfosis; o las vivencias de Jasón en Medea, de Eurípides, una tragedia que se conoció 30 años antes de Cristo.
El día 3 reciente, Bayamo amaneció radiante y su gente alegre por su fiesta de carnaval, mis compañeros deseaban expectantes, lo sé, las 9:00 de la mañana para hacer realidad la cita acordada ya para el Parque Granma; mientras tanto mis pensamientos daban rienda suelta  a los Detalles de Roberto Carlos, las noches de Nocturno con mi radio VEF, los primeros amores y así hasta el rinconcito donde la memoria no omite ningún recuerdo.
Lamento la coincidencia con un viaje de recreación. ¡Qué desconsuelo! Ahora solo me queda vivir con las imágenes publicadas por mis compañeros y dejar mi nostalgia en su escondite favorito: Calle Siete.





.

2 comentarios:

  1. Está muy bonito lo que escribiste, es difícil comentarlo... un beso con mucho cariño Odalita.
    -HUGO-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Hugo, tú siempre tan canalleroso. Te quiero mucho.

      Eliminar